miércoles, 31 de agosto de 2016

Algunas cosas nunca cambian


Algunas cosas nunca cambian.
Algunas cosas nunca cambian cuando no esperamos que lo hagan. O cuando no creemos que puedan hacerlo.
Algunas cosas nunca cambian si no sabemos decir no.
Algunas cosas nunca cambian si no aprendemos a aceptar lo que no tiene remedio o a tener voluntad para resolver lo que sí.
Algunas cosas nunca cambian cuando creemos que el pasado será la marca que nos condenó para siempre, o que el futuro será más de lo mismo.
Algunas cosas nunca cambian cuando nos acostumbramos a la monotonía de una rutina agotadora.
Algunas cosas nunca cambian hasta que dejes de mentirte, hasta que abras tu corazón a los demás.
Algunas cosas nunca cambian en caminos prestados; mientras sigas viviendo la vida de los demás.
Y, sin motivo aparente a veces, algunas cosas simplemente nunca cambian. Pero hay muchas que sí.

A vivir sin creer que todo tiene una sola forma de ser.

1 comentario: